La violencia más desconocida

Cuando hablamos de deporte, nos referimos a una recreación, un pasatiempo o ejercicio físico saludable con infinidad de beneficios tanto psicológicos, como fisiológicos y sociales, pero que, como casi todo en esta vida tiene su lado oscuro.

Han sido bastantes los deportistas que, en 2021, han expresado sus problemas psicológicos relacionados con la práctica deportiva. Desde altos niveles de estrés que han impedido al deportista competir hasta denuncias de abusos sexuales en distintas disciplinas. En este blog nos adentraremos en el abuso sexual y en concreto hablaremos de cómo prevenir que éste se de en situaciones deportivas.

Muchos han sido los casos de abuso sexual en la historia del deporte. Algunos tan conocidos como los recientemente denunciados por Simone Biles, pentacampeona del mundo y sus compañeras de selección, el caso Kárate o el caso de Gloria Viseras y otros con menor o ninguna repercusión mediática.

Lo que todos ellos tienen en común, es que los abusos fueron cometidos por personas cercanas a las víctimas, con gran poder sobre ellas y que, normalmente, cuentan con un gran respaldo de los padres y familias de los y las deportistas. Como, por ejemplo: entrenadores, fisioterapeutas o médicos entre otros. Es decir, personas con profesiones que, aparentemente, no deberían suponer una amenaza.

Las gimnastas, Aly Raisman, Simone Biles, McKayla Maroney y Maggie Nichols, ante el Senado. SAUL LOEB (AP)

Es por esto por lo que debemos estar alerta ante las actitudes que tienen las personas con las que dejamos a nuestros hijos y estar atentos a las posibles señales que nos puedan indicar que se está dando cualquier tipo de abuso en el ámbito deportivo. Hay que tener actitud de total atención, “tener las gafas puestas”.

Algunas señales de aviso que nuestros hijos o los adultos que están a su alrededor nos pueden mostrar son las siguientes:

  • Inicio insidioso por parte del adulto
  • Disminución del rendimiento
  • Problemas de conducta alimentaria
  • Aislamiento
  • Distanciamiento social / Tristeza
  • Ideación suicida

Estas serían de las más significativas que podríamos encontrar en el ámbito deportivo y extensibles a otros ámbitos y, ante las que, una vez detectadas, poner en marcha el protocolo de defensa de las víctimas.

Con estas señales pretendemos ayudaros a percibir una posible situación de abuso, pero el objetivo final de este blog es concienciar a los adultos. El abuso se puede dar en cualquier situación, ámbito y lugar. Y con esto no queremos trasmitir que haya que tener una preocupación constante y exagerada por nuestros hijos, pero sí queremos que los adultos estén atentos ante cualquier situación, por inocua que parezca.

Escrito por Gonzalo Manuel Noguerol Fajardo

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
Contáctanos
¡Hola! 👋
¿En qué podemos ayudarte?